martes, 4 de julio de 2017

Ocho hombres han muerto por ingerir estimulantes sexuales desde 2009

  • Ocho hombres han muerto por ingerir estimulantes sexuales desde 2009
    Este es el estimulante conocido como "Piedra China".
Santo Domingo
Al menos ocho hombres han muerto en los últimos años en el país por haber ingerido estimulantes sexuales, mezclando en algunas ocasiones bebidas energizantes con alcohol, o por ingerir directamente supuestos afrodisiacos como “la piedra china”.
El caso más reciente se registró en la provincia Peravia durante el domingo 2 de julio pasado, siendo la victima una joven de 21 años. Todos los indicios del equipo médico indican que Francis Daniel Agramonte buscaba el suicidio.
En este mismo año, el 11 de febrero, se informó que un médico veterinario murió en Mao, Valverde, y según las autoridades su deceso se produjo por un infarto por el uso de un estimulante sexual.
Lo identificaron como Francisco Antonio Pilarte, cuyo cuerpo fue hallado sobre su cama. “La fiscal Joselín Checo dijo que al lado del cadáver se encontró un sobre de cuatro capsulas de estimulante sexual con una sola pastilla de 100 miligramos”, indica una nota periodística de la fecha.
En diciembre de 2015 perdió la vida Edward Osiris Hernández, encontrado muerto en el sector La Malena, en el municipio Boca Chica. La razón, según las autoridades, fue la mezcla de un estimulante sexual y alcohol.
“Según los datos recabados, el fallecido había sostenido una discusión con su pareja sentimental, por lo que decidió ingerir estos elementos”, dice una nota periodística del momento.
Otro caso similar es el de un estadounidense de 25 años que murió en una cabaña de Sánchez Ramírez, en Cotuí, el 28 de diciembre de 2015, mientras se encontraba en compañía de una mujer. Un amigo de Irving Antonio Núñez, y quien estaba en la misma cabaña con otra mujer, dijo que antes de llegar al lugar estuvieron bebiendo bebidas alcohólicas en varias discotecas de Fantino y de Cotuí.
En el año 2014, en Santiago de los Caballeros, murió en un motel Lucio Lami Velez, de 41 años, quien según las autoridades falleció luego de tomar varias pastillas que estimulan sexualmente. Su idea, según las versiones recogidas en aquel momento, eran “impresionar a una mujer”.
Un auditor se suicidó el 31 de mayo de 2011 al ingerir la sustancia conocida como “piedra china”. Murió en el hospital Marcelino Vélez Santana, donde fue llevado por familiares en estado agónico.
Este afrodisiaco, por el que murió la más reciente de las víctimas, es de uso externo, frotado sobre el glande. Algunas muertes se han producido por tomarse el excitante como si fuese una pastilla.  
Se llamaba Samuel Kourokin Henríquez, tenía 33 años, y residía en el municipio Santo Domingo Oeste.
En diciembre de 2009 también murió en Baní Franklin Jiménez, que tenía 34 años de edad, y quien falleció por la misma vía que el joven Agramonte: se tomó el estimulante sexual conocido como “la piedra china”.