sábado, 10 de diciembre de 2016

Sismo de indonesia deja a al menos 45.000 personas sin hogar


EL NÚMERO ESTIMADO DE PERSONAS QUE QUEDARON SIN HOGAR SIGUE AUMENTANDO

  • Sismo de indonesia deja a al menos 45.000 personas sin hogar
AP
Indonesia
El potente terremoto que remeció la provincia indonesia de Aceh esta semana causó al menos 45.000 desplazados, dijeron las autoridades el sábado, mientras gobierno y agencias de ayuda sumaron esfuerzos para cubrir las necesidades básicas de supervivencia en las zonas afectadas.
El número estimado de personas que quedaron sin hogar sigue aumentando mientras las operaciones de ayuda se extienden por tres distritos próximos al epicentro del sismo de magnitud 6,5 del miércoles, dijo Sutopo Purwo Nugroho, portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres en conferencia de prensa.
"Durante la evacuación deben satisfacerse las necesidades básicas de los refugiados", explicó la agencia en un comunicado.
Los grupos humanitarios coordinan ahora sus esfuerzos desde un puesto de mando conjunto en la zona más afectada, el distrito de Pidie Jaya, agregó.
Al menos un centenar de personas falleció y cientos más resultaron heridas en el terremoto, que también dañó o destruyó más de 11.000 edificios. Los desplazados están en albergues temporales o mezquitas o en casas de familiares.
El sábado, perros rastreadores participaban de nuevo en el operativo para encontrar cuerpos y posibles sobrevivientes en la arrasada localidad de Meureudu, donde un mercado lleno de casas con tiendas quedó destruido casi en su totalidad. Los esfuerzos de búsqueda se centran en otros cuatro puntos de Pidie Jaya.
El presidente del país, Joko "Jokowi" Widodo, visitó el viernes las zonas más castigadas por el movimiento telúrico y prometió reconstruir las comunidades.
El gobierno de Australia, por su parte, anunció el sábado que aportará un millón de dólares australianos (750.000 dólares) en ayuda humanitaria a través de la Cruz Roja de Indonesia. El país está listo para responder a solicitudes adicionales de asistencia del ejecutivo indonesio, dijo la ministra de Exteriores, Julie Bishop.