lunes, 12 de diciembre de 2016

LOS ACCIDENTES DE TRANSITO EN NAGUA UN MAL QUE CONVIVE CON NOSOTROS

POR NEGRO FRÍAS, NAGUA, 12-12-16.-

El municipio de Nagua, se ha convertido en el principal municipio de la provincia María Trinidad Sánchez, en el principal donde ocurren más accidentes de tránsito, donde a diario se observan decenas de ellos por la falta de educación, prudencia, moderación y sobre todo la falta de cortesía en cada uno de nosotros.

Los ciudadanos no respetamos las señales de tránsito en esta ciudad donde la luz roja es igual que la luz verde, color que nos da la autorización para cruzar una calle o avenida donde están situados los denominados semáforos que el ayuntamiento ha colocado con el objetivo de organizar el tránsito vehicular y peatonal.

Decenas y decenas de jóvenes, adultos, niños, mujeres y personas de diferentes edades han quedados muertos o mutilados en las principales vías de comunicación de esta ciudad de Nagua.

Los medios de comunicación junto a las autoridades han jugado un papel preponderante con mensajes y comentarios alusivos al respeto mutuo de las leyes de tránsito, cosa que ha sido y sigue siendo desoído por cientos de conductores imprudentes.

Los cementerios están repletos de jóvenes que han perdido la vida en estos lamentables accidentes de tránsitos, otros están con brazos, piernas rotas o postrados en una silla de ruedas o camas, convirtiéndose en una carga familiar muy pesada.

Solo en el día de ayer ocurrieron en Nagua cinco accidentes de tránsito registrados dejando varias personas lesionadas , donde el desorden de los motoristas, pasoleros y algunos choferes rebasan por la derecha sin impórtales las consecuencias que esto les pueda acarrear.

Alarmados varios organismos del Estado, la prensa nacional y hasta organismos crediticios como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ante la altísima tasa de mortalidad que conllevan los accidentes detránsito en República Dominicana, han contratado una empresa coreana para que investigue la infraestructura vial, es decir, que verifique la condición de uso y seguridad en que están los caminos, calles y carreteras de nuestro país.

Miles de conductores cuando van transitando por calles y carreteras lo hacen como si padecieran una manifiesta patología de la atención y la concentración ya que son incapaces de mantenerse enfocados en las características del camino y pendientes de las imprudencias de otros conductores y los transeúntes. ¡Y pensar que basta con que todos cumplamos la ley!

Los médicos del hospital público de Nagua están convencidos que los conductores deben de respetar las señales de tránsito en esta población o de lo contrario vamos a tener cada día más muertos y personas imposibilitadas producto de los accidentes de tránsito.

El consumo excesivo de alcohol, el tigueraje predominante en los dirigentes y miembros de cientos de sindicatos del transporte y la irresponsabilidad  explicita de cientos de padres que toleran que sus hijos adolescentes manejen de manera temeraria o borrachos, son las poderosas causas que sirven de alfombra a miles de accidentes mortales en nuestro país.

NOTA EXTRAÍDA.

Desde el 2012 al final del 2013, los médicos de la Unidad de Terapia Intensiva del hospital José M. Cabral y Báez, dimos asistencia a 125 pacientes con traumatismo severo a causa de accidentes de tránsito.

De esa cifra fallecieron 50, es decir, un 40% del total. Dado que pasaron en el hospital un promedio de 35 días y el costo promedio por paciente fue de 1.3 millones de pesos, entonces la asistencia médica de los 125 accidentados tuvo un costo global de ¡162 millones de pesos para el hospital!

Asómbrese, de los 125 traumatizados graves, 82 habían consumido abundante alcohol y 20 fueron arrollados por choferes que manejaban mientras consumían alcohol.

Halló que existe una correlación positiva entre muertes de tránsito y corrupción y el PIB. Noruega, -añade- tiene un bajo nivel de corrupción, un alto PIB y es uno los países con mayor seguridad en el tránsito.


Para el año 2014 y 2015 murieron 2,164 personas por concepto de accidentes de tránsito en la republica dominicana.