lunes, 25 de abril de 2016

BARAHONA SARGENTO MATA A SU HIJO DE 4 AÑOS, HIERE A SU EXPAREJA Y EXSUEGRO Y LUEGO SE SUICIDA

 LOS CADÁVERES A LA REGIONAL DEL INSTITUTO NACIONAL DE CIENCIAS FORENSE, CON ASIENTO EN AZUA

Benny Rodríguez
Barahona Un sargento del Ejército mató a su hijo de cuatro años, hirió a su expareja y a  exsuegro,  y luego se suicidó, en un hecho ocurrido en el distrito municipal de Villa Central, de esta provincia.
El sargento  Deyvi Rocha Cordones, de unos 30 años, mató a su hijo Víctor Manuel Féliz, de cuatro años,  le causó una herida en el vientre a su suegro Manuel Cuevas Féliz, de 61, y a su exconcubina Dorka Lenny Féliz y luego se suicidó.
 Mayra Isabel Féliz, abuela de Dorka,  dijo que el soldado, nativo del municipio de Duvergé,  llegó buscar a su hija con el arma en las manos y que ésta al verlo salió huyendo,  provocándole una herida leve. Agregó que posteriormente el agresor le disparó al niño en el pecho, a Cuevas Féliz en el vientre y luego se suicidó.
Narró que la pareja llevaba cuatro meses separada, debido a que la mujer no soportaba  las agresiones a las que éste las sometía, incluso, según afirmó, éste le daba descargas eléctricas, por lo que frecuentemente tenía que acudir al médico a curarse las heridas.
El señor Cuevas Féliz fue sometido a una intervención quirúrgica  en el Hospital Regional Universitario Jaime Mota.  

Deyvi Féliz, tío de Dorka, dijo que el agente era muy agresivo  y  le daba muchos golpes a su pariente, quien optó por separarse de él.
El fiscal titular Yván Ariel Gómez Rubio, quien se trasladó al lugar de la tragedia, dijo que dispuso el traslado los cadáveres a la regional del Instituto Nacional de Ciencias Forense, con asiento en Azua a practicarle una autopsia.
Dijo que fue encontrado un revólver en la escena del crimen, así como un arma de fabricación casera (chilena), cuya procedencia es investigada por el Ministerio Público e Investigaciones Criminales de la Dirección Regional Sur de la Policía Nacional.
 A la casa donde ocurrió el doble crimen acudieron, además,  el médico legista, Miguel García Ortiz, el fiscal Jorgelín Montero Batista, así como decenas de agentes policiales.

 Vecinos y curiosos de distintos sectores de Villa Central y de Santa Cruz de Barahona, se trasladaron a la vivienda donde ocurrió el hecho y luego a la morgue del Hospital Regional Universitario Jaime Mota a observar los cadáveres. Listin Diario.